> Municipio de Nopalucan

Tu Municipio
Conoce a detalle temas relacionados con tu municipio

Historia

Epoca Prehispánica

La historia de los primeros pobladores de lo que hoy es el municipio de Santa Ana Nopalucan se remonta a la cultura olmeca-xicalanca, ya que la región de Nopalucan era paso obligado hacia el territorio de Cacaxtla y Xochitécatl, incluso en su región se cultivó el cacaxtli, una planta que dio origen al nombre del centro ceremonial que allí se edificó.

Este valle fue de gran importancia cuando los antiguos tlaxcaltecas fueron sitiados por los aztecas y se vieron obligados a prescindir de la sal para sus alimentos, siendo entonces cuando aquel condimento marino, fue sustituido por el tequezquite, que era una sal mineral que se recolectaba en Nopalucan y El Carmen Tequexquitla, que fueron los principales proveedores de los petates de tule que eran utilizados por los moradores para dormir. De igual manera, los habitantes de Nopalucan junto con los de San Vicente Xiloxochitla, fueron los principales proveedores de los petates de tule que eran utilizados para dormir. El tule o junco era extraído de las zanjas o canales construidos para separar las aguas de las lagunillas y era una importante fuente de intercambio en los mercados de la época precortesiana que reportaba grandes beneficios para los habitantes de Nopalucan.

La Colonia.- Santa Ana Nopalucan o Santa Anita, como anteriormente solían llamarle debido a que poseía pocos habitantes. Era un terreno arcilloso que fueron formando extensas zonas de "lagunillas", que se utilizaron en la época colonial para el pastoreo de ganado, y donde además se obtenía sal de las lagunas.

El proceso de secularización comenzó en Tlaxcala en diciembre de 1640, cuando el entonces obispo de Puebla, Juan de Palofox y Mendoza, llegó en persona a esta parte de su diócesis para poner en práctica lo dispuesto por las Jerarquías Católicas. Con esta medida, fue anulada la concesión que tenían los franciscanos de que no se autorizara la presencia de otros eclesiásticos dentro de la Provincia de Tlaxcala. La Iglesia de Nopalucan fue secularizada en 1640; sin embargo, no lo fue su Convento sino hasta el 29 de mayo de 1770.

En el año de 1623, se realizó un empadronamiento de las doctrinas de la Provincia de Tlaxcala. Era fray Blas de Escobar, guardián del Convento de San Felipe, quien llevó a cabo este padrón en el cual informaba que en la visita a Santa Ana Nopalucan se encontró con 107 personas y que el lugar distaba a una legua de la cabecera de doctrina. Hacia 1779, el curato de San Felipe Ixtacuixtla estaba compuesto por los pueblos de La Santísima Trinidad Tenanyecac, Santa Ana Nopalucan, Santa Inés Tecuezcoma, Santa Justina, que no poseían tierras comunales.


Siglo XIX

La Reforma.- El estado de Puebla por su parte solicitó al Congreso se le concediera la anexión de Tlaxcala, ya que esta carecía de los elementos suficientes para ser considerada como estado soberano. Ante esta situación los tlaxcaltecas protestaron y ello detuvo los deseos anexionistas de Puebla. Sólo que a Tlaxcala el Congreso no le otorgó la categoría de estado soberano, sino la de territorio, quedando sujeta a los poderes federales y gobernada por un jefe político nombrado por quien fuera Presidente de la República. Por esta razón, Tlaxcala quedó dividida en siete partidos: Tlaxcala, Ixtacuixtla, Huamantla, Nativitas, Chiautempan, Tlaxco y Apizaco. Santa Ana Nopalucan fue integrada al partido de Ixtacuixtla.

En los años de 1836 y 1840, nuevamente Tlaxcala se dividió pero ahora en tres partidos. Tlaxcala, Tlaxco y Huamantla, ahora Santa Ana Nopalucan quedaba integrada al partido de Tlaxcala. Para 1849, nuevamente el estado de Puebla intenta anexar a su territorio el de Tlaxcala, por lo cual los habitantes elevan ante el Congreso sus rotundas negativas, mientras que los Ayuntamientos y pueblos tlaxcaltecas apoyan estas protestas rechazando igualmente la anexión. En estas fechas, Santa Ana Nopalucan era un pueblo que pertenecía al Ayuntamiento de Ixtacuixtla, por lo que no se duda, que se unieran al sentir del Ayuntamiento cuando es redactado un documento enviado al Congreso donde se rechazaba la anexión.

Al ser proclamado el Plan de Guadalajara, Tlaxcala se pronuncia a favor de él, con la intención de obtener el rango de estado libre y soberano. El 23 de enero de 1853 se levanta el acta correspondiente del pronunciamiento referido. El Ayuntamiento de San Felipe Ixtacuixtla se declara a favor de dicho plan y por ende el pueblo de Santa Ana Nopalucan hace lo mismo al pertenecer a este municipio

Durante el segundo imperio, el país se dividió en 50 departamentos. Tlaxcala por su parte es dividida en tres distritos integrados por 27 municipalidades. Santa Ana Nopalucan era un pueblo que se ubicaba dentro de la municipalidad de Ixtacuixtla junto con La Trinidad Tenexyecac y Santa Justina, así como las Haciendas de Cuautlihpan, Atotonilco, San Cristóbal Astotlapanga, Tlapexco, San Juan Atoyac, San José Buenavista y La Compañía, además de los ranchos de Santa Rosa, Xilotepec de la presa y San Antonio Tecoac.

El Porfiriato.- Un suceso interesante que se dio en este período, fue el fraccionamiento de las fincas, para la creación de sociedades rurales, que junto con la apropiación de los antiguos terrenos comunales, generó que en muchas localidades del estado se multiplicaran los pequeños y medianos propietarios. En Tlaxcala se conocen 44 casos de fraccionamiento de haciendas.

En 1877, los vecinos de los pueblos de Xiloxochitlán, Texóloc y Nopalucan compran la Finca de Tepalcate, por la cantidad de 16 500 pesos, y en total eran 295 dueños. Para 1895, los pobladores de Santa Ana Nopalucan, compran la propiedad de San Antonio, siendo un ejemplo más de cómo surgen las pequeñas propiedades.


Siglo XX

La Revolución Mexicana.- A principios del siglo XX, el descontento en la población se hizo más latente y generalizado, las condiciones de vida en que se encontraba el grueso de la población tlaxcalteca, provocó que los habitantes decidieran unirse para derrocar al gobierno. De esta forma es como empiezan a surgir los Clubes Antirreeleccionistas en Tlaxcala y el estado de Puebla.

En Santa Ana Nopalucan, que pertenecía al municipio de Ixtacuixtla, se fundó una Junta Menor del Club Riva Palacio, la cual se encontraba presidida por Andrés Palma. Este Club apoyaba la reelección de Próspero Cahuantzi y en enero de 1908, sus miembros manifestaron una vez más su simpatía por el gobierno Cahuanzista.

Época Contemporánea.- Como gobernador del estado de Tlaxcala en el año de 1944, figuraba el Licenciado Mauro Angulo, un hombre conocido como diputado local y además contaba con la confianza del presidente Manuel Ávila Camacho.

Al terminar la administración de Mauro Angulo, los siguientes gobiernos fueron ocupados por Rafael Avila Bretón y Felipe Masarraza hasta finales de los 50's. Para los años de 1960 y 70, las más importantes haciendas tlaxcaltecas entre las cuales se encontraban Santa María Zoapila, Soltepec, Piedras Negras, El Rosario y Mazaquiahuac fueron afectadas en beneficio de unos 700 campesinos, de inmediato los propietarios protestaron ante el gobierno federal a razón de los invasores quienes después se retiraron.

Con los años, los procesos de industrialización generaron un importante desarrollo en el estado de Tlaxcala. Ya para el año de 1985, la industria del ramo daba empleo a unos 33,000 obreros, es decir, un 16.5% de la población económicamente activa del estado. Incluso, parece ser que durante mucho tiempo y todavía aún, la población de varios municipios ha vivido directamente de la industria textil o podemos hablar también de artesanos que complementaron sus labores con esta actividad, fuera del ámbito agrícola y el de los servicios.